miércoles, 30 de julio de 2008

¡Qué hermosa hueva!


La hueva no se crea ni se destruye sólo se transmite.

La hueva es una energía que no se transforma en trabajo, pero el trabajo si se transforma en hueva.

La hueva es inversamente proporcional al trabajo y directamente proporcional a todo lo demás.

La hueva produce calor y viceversa.

La hueva siempre es absoluta, jamás es relativa.

La hueva no tiene límite.

La hueva es asintótica.

La hueva es no-decreciente.

La hueva en un grupo de personas tiende al equilibrio.

La hueva es una enfermedad contagiosa y progresiva, pero hasta ahora nadie se ha muerto de hueva.

La hueva siempre produce más hueva y se reproduce exponencialmente.

La hueva nace, crece, se reproduce, pero no muere: es eterna, atemporal y adimensional.

El día de la semana dedicado a la hueva es el 'Hueves'.


Vía| FWD de hotmail

0 comentarios: