martes, 3 de febrero de 2009

Adefesio


El término proviene del latín ad efesios refieriéndose a la epístola de san Pablo a los Efesios. ciudad grecorromana que se levantó a orillas del mar Jónico. Aunque en ella se condena la embriaguez y desaconseja la ingesta de vino, el carácter de cosa inútil o absurda se lo atribuyó el humor popular tal vez por los consejos que se vierten en el capítulo V de la epístola y que el cura sermonea a los recién casados. En concreto, se mofa de la parte en que el apóstol invita a los maridos a que amen a sus mujeres como Cristo amó a la Iglesia y en que recuerda a la esposa la obediencia y devoción que debe mostrar hacia su compañero. Éstas y otras exhortaciones ad-efesios, referentes a la fidelidad conyugal, por lo general se olvidaban al salir de la iglesia, según el vulgo suponía y dejó constancia en la expresión hablar adefesios.
Que la esposa se someta a su marido como al Señor. En efecto, el marido es la cabeza de su esposa, como Cristo es cabeza de la iglesia, cuerpo suyo. Y así como la Iglesia se somete a Cristo, así también la esposa debe someterse en todo a su marido. Marido, ama a tu esposa como Cristo amó a la iglesia [...] y la bañó y la santificó mediante el bautismo de agua. Él mismo debía prepararla porque deseaba una iglesia espléndida, sin mancha ni arruga ni nada parecido. [...] Esclavo, obedece a tu patrón con temor y temblor, con corazón sencillo, como quien obedece a Cristo. No sirvas solamente cuando te vigilan, [...] sino que cumple de todo corazón la voluntad de tu patrón.
Efesios 5.22-27 y 6.5-6

Cuando una persona viste de forma ridícula inadecuada o extravagante se dice que va hecha un adefesio. Este modismo que hace alusión a la ropa deriva de otro referido a la palabra. Antes, se recriminaba con el dicho hablar adefesios al orador que en su discurso emitía algún despropósito o un disparate mayúsculo.

(Fuente: Muy Interesante)

Lo vi en: El listo que todo lo sabe

0 comentarios: